Ultimatum Para Luchar Contra El Cambio Climático

Paella solar greenpeace

Los científicos están de acuerdo en que nos queda poco tiempo para actuar contra el cambio climático. El freno a las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo no debería pasar del 2015. De no cumplirse este calendario la concentración de gases de efecto invernadero causará un aumento de temperatura de entre 2 y 2,4 grados, nivel en el cual la UE considera que pueden darse “interferencias peligrosas para el clima planetario”.

Conclusión alarmante
En la reunión celebrada en Valencia por los científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lanzó un solemne mensaje al plenario: “Los científicos han hablado con una sola voz. El cambio climático es el reto de nuestra época”. Ki-moon es un convencido de que el mundo tiene que cambiar el modelo energético y de la amenaza que supone el calentamiento. En una visita reciente de este a la Antártida y la Amazonia dejó claro que las imágenes que vió allí “son tan aterradoras como las de una película de ciencia ficción sólo que reales”.

Por su parte el presidente del IPCC, el indio Rajendra Pachauri, remarcó la conclusión de que “el nivel del mar seguirá subiendo durante siglos y sólo por la expansión térmica ya es inevitable un aumento a largo plazo de entre 40 centímetros y 1,4 metros”. El informe que es previo a la reunión final de Bali para intentar dar un giro al Protocolo de Kioto no se atreve a dar ni una estimación máxima de subida de nivel del mar ya que no descartan “cambios abruptos en el clima”. Esta es una de las más alarmantes conclusiones a las que han llegado, reunidos desde el lunes 12 al sábado 17 de noviembre en Valencia.

La hora de actuar
El Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-moon en su discurso en el plenario de científicos de Naciones Unidas que han participado en el llamado Cuarto Informe de Evaluación (AR4) abogó por ir “más allá” de la lucha contra el cambio climático, con el fin de buscar “nuevos y mejores” medios de producción y de consumo a la vez que promovemos industrias no contaminantes que espoleen el desarrollo económico y permitan avanzar hacia una “alianza mundial” a favor del crecimiento basado en una economía “verde”. A pesar de todos estos discursos está claro que el principal reto es que la humanidad asuma el fin del crecimiento para adentrarse de forma definitiva y acelerada en el llamado decrecimiento. El cambio climático debería ser la espoleta para adoptar un nuevo paradigma socioecológico.

La importancia del informe presentado en Valencia resume en 23 páginas el conocimiento aceptado y consensuado por más de 2.500 científicos internacionales expertos en el calentamiento global. En estos momentos, incluso Estados Unidos, China, India o Arabia Saudí, han respaldado las conclusiones del grupo de que el calentamiento global es inequívoco; que está causado por la emisión de gases de efecto invernadero debida principalmente a la quema de carbón y petróleo; que la temperatura va seguir subiendo; que el Ártico se funde; que las sequías en África y en el Mediterráneo cada vez serán más frecuentes; que aumentarán las lluvias en latitudes altas y que bajarán entre un 20% y un 40% en zonas ya secas como España y que es fácil que un 20% de las especies entren en extinción.

Un protocolo que debe ser más exigente
El Protocolo de Kioto redactado el 1997 aunque no fue ratificado hasta el 2005 obliga a los países desarrollados a reducir sus emisiones un 5,2% en 2012 respecto al nivel de 1990. El protocolo probablemente se cumplirá en algunos países pero aun así las emisiones de gases en todo el mundo crecieron un 24% entre 1990 y 2004 (un 9,6% en los últimos cuatro años). Además, hace un mes un estudio británico descubrió que desde 2000 la concentración de CO2 en la atmósfera crece un 35% más rápido. Esto se debe no sólo al aumento de emisiones sino a que el océano cada vez absorbe menos CO2.

La conclusión de los científicos es unánime en que hay que modificar el Protocolo de Kioto y ser más exigentes en la reducción de emisiones.

Activistas de la revolucion renovable en acción
Durante la reunión del IPCC, entidades ecologistas como Greenpeace participaron activamente desde fuera para agitar la conciencia colectiva. La actividad fue intensa. El miércoles 14 el barco de Greenpeace Arctic Sunrise fue detenido en Tarragona por 24 horas y obligado a pagar una multa de 6.000 euros después que los activistas de esta organización intentaran impedir la descarga del mercante C. Summit cuando unos escaladores de la organización se encaramaban a las grúas de descarga del barco, un buque de 145.000 toneladas, y de esta forma denunciar la política energética española, que subvenciona el combustible fósil que más contribuye al cambio climático. El día 15 de noviembre entre las 20,00 y las 20,05 diversas entidades ecologistas convocaron un apagón simbólico con el lema “Frente al cambio climático, actúa ya”. Finalmente, el viernes 16 los ecologistas de Greenpeace invitaron al presidente del IPCC Rajendra Pachauri a una paella elaborada con las cocinas solares parabólicas que promueve la Fundación Tierra. La noticia fue tambien recogida por diversos medios de comunicació audiovisual.

Fuente y Fotos: Terra.org

Popularity: 16% [?]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *