El drama del hambre y de la inmigración

Spain / Mixed migratory flows / The Spanish coastguards intercept a traditional fishing boat laden with migrants off the island of Tenerife in the Canaries. / UNHCR / A. Rodríguez / 24 October 2007

Spain / Mixed migratory flows / The Spanish coastguards intercept a traditional fishing boat laden with migrants off the island of Tenerife in the Canaries. / UNHCR / A. Rodríguez / 24 October 2007

En relación al problema del hambre existen en la actualidad muchas asociaciones y ONGs que piden donativos para ayudar a paliar el hambre en el mundo, también hay muchas personas solidarias, sin embargo son muchos los enigmas e interrogantes que existen alrededor de este tema, por ejemplo ¿dónde va este dinero? ¿Son estos donativos realmente una ayuda ante tanta necesidad? ¿De dónde se podría obtener realmente más? ¿Hay posibilidades para poder ayudar de una forma real a los que pasan hambre? Una respuesta general es que los donativos para paliar el hambre en el mundo son solo ayudas en situaciones de emergencias. En realidad se deberían ayudar a los países subdesarrollados a través de ayudas al desarrollo, para que éstos luego se puedan ayudar a sí mismos.

 

Por poner un ejemplo, el gobierno alemán dispone 14.000 millones de Euros para ayudar al desarrollo en los países pobres. Curiosamente la misma cantidad que anualmente pone a disposición de la inmensamente rica Iglesia católica. En el caso de la Iglesia española la cantidad financiada supera los 11.000 millones ¿Pero en la delicada situación económica que se encuentra Europa, es realmente acertado y correcto este dispendio de dinero público justo en países que se declaran constitucionalmente laicos? Ciertamente muchos millones de españoles y alemanes preferirían que dicho dinero fuera a parar a quien realmente lo necesita, como son las personas que pasan hambre, sed o sufren enfermedades.

 

Podríamos preguntarnos si no se reconoció a tiempo lo que en pocos años se ha avecinado a la humanidad como la catástrofe climática, el peligro de la quiebra del sistema económico mundial o el drama del hambre que va en aumento. ¿Nadie advirtió sobre los comportamientos que estaban llevando a este callejón sin salida?

 

Algunos científicos de forma aislada, advirtieron de los peligros que conlleva la explotación de la Tierra. También algunos economistas advirtieron de que este sistema un día podría colapsar, pero fueron advertencias aisladas por parte de la ciencia. Sin embargo de otro ámbito han llegado advertencias muy completas, pues nos encontramos en un cambio de eras y como en todos ellos, hoy también habita en la Tierra un verdadero profeta de Dios, quien como todos, ha dado advertencias a la humanidad sobre lo que se avecinaba. Así es también en la actualidad. El mundo se vería mucho mejor si se hubieran tomado en serio entonces estas advertencias. En el año 1986 el Espíritu de Dios manifestó a través de Gabriele: “Grandes partes de la Tierra se convertirán en estepas. Surgirá el hambre aquí y allá y muchas personas se pondrán en movimiento para poder sobrevivir. Al mismo tiempo vendrán las catástrofes, no sólo las catástrofes naturales, sino catástrofes de naciones enteras. Pues los que pasan hambre, aquellos a quienes se les ha quitado todo en lo externo, se vuelven cada vez más agresivos. Convertirán cualquier objeto en un arma contra su prójimo, para robar y conseguir lo que puedan para su cuerpo”.

 

Pero desde siempre se ha hecho burla, se calumniado y ridiculizado al Espíritu de Dios. Se decía que sus advertencias causaban pánico y por eso simplemente se dejó que se las llevase el viento. Hoy en día se comprueba cuan fundamentadas eran las advertencias de aquel entonces. ¿Cuánto mejor le hubiese ido a nuestra Tierra si se hubiesen tomado en serio estas  y otras advertencias?

 

www.radio-santec.com

Popularity: 64% [?]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *